2.4.10

Lagos

Sirva este artículo para inaugurar el viaje, aunque lo escriba el tercer día. Escribo esto desde el patio del albergue juvenil de Lagos, en la costa del Algarve. Una ciudad bien bonita, con un casco antiguo un poco saturado de steak-houses y tabernas irlandesas (lo que, por otra parte, permite echar partidas de billar). Sitio joven, como decía en el libro de visitas de la posada de juventud: "He saltado al mar desde un acantilado y me he roto la pierna, pero no cambiaría nada".