2.4.10

La costa atlántica del Algarve

Estos dos días anteriores nos han permitido disfrutar de un par de mañanas de moto estupendas, la primera por la sierra de Aracena y por las dehesas portuguesas equivalentes, y la segunda por el interior del Alentejo, pero también nos hemos dado un par de palizas vespertinas que nos han gustado. Así que hemos decidido tomarnos las cosas más tranquilamente, y aquí estamos, echándonos la siesta en lo alto de un acantilado cerca de Carrapateira, después de haber hecho sólo unos 50 km en todo el día.


La tarde se presenta estupenda: moto por la carretera que, paralela a la costa, sube desde el Cabo de San Vicente hasta Almograve, que es donde dormiremos hoy.